Efectos verdaderos de Cialis

Clasificación general

El Cialis es una solución inmediata aunque temporal a la disfunción eréctil. Existe una dosis que puede consumirse a diario, bajo prescripción médica, y la permitirá al individuo tener relaciones sexuales dos y más veces a la semana. Sin embargo, esta dosis es más pequeña que la píldora del fin de semana, por eso se dosifica a diario, lo que no quiere decir que no pueda generar efectos secundarios, es por ello que estimulamos la visita al médico antes de comenzar con su consumo.

Aspectos básicos para tomar en cuenta

La forma en la que actúa esta píldora sobre el cuerpo es lo que la hace efectiva y a la vez riesgosa. Pues si un individuo decide tomarla irresponsablemente, es decir, sin consultar al médico antes de comenzar su tratamiento, y resulta que sufre alguna patología como problemas cardiovasculares o pulmonares, podría generarse graves consecuencias que podrían incluso ser letales.

Es un mito, y uno muy riesgoso, eso de que mientras más alta sea la dosis o mientras más píldoras tomes más alta será la erección que tendrás, en esto debes tener sumo cuidado, pues debes conocer cuál es tu nivel de tolerancia para no presionar a tu organismo y desatar consecuencias que podrían afectar tu salud.

Acata siempre las indicaciones del médico en cuanto a la dosis que debes tomar y el tipo de píldoras, en este tipo de acciones no es bueno tomar iniciativa propia.

Ten presente que los efectos podrían no ser instantáneo, así que no te desesperes si al tomar tu primera dosis no ves ninguna reacción favorable, en ocasiones suele causar efectos inmediatos y a veces no, todo va a depender de tu organismo y por supuesto de las condiciones de tu salud.

Efectos reales del Cialis en tu cuerpo

El Cialis no es un estimulante, así que no se trata de una droga que te estimula causando directamente la erección. Y es este detalle lo que hace peligroso su consumo si no es prescrito por un médico. Ya que el Cialis no actúa directamente sobre el miembro sino que afecta la sangre y las enzimas que intervienen el funcionamiento de la circulación de la sangre.

De manera que para que la erección se dé, el individuo debe excitarse sexualmente, la pastilla no lo excitará por sí sola, tan solo brindará las condiciones ideales para que al momento de la excitación el pene pueda recibir la sangre que necesita para poder erguirse.

En resumen, la erección se da mientras la estimulación sexual ocurre porque se aumenta el flujo sanguíneo. Este aumento es posible gracias a que las arterias del pene y el músculo liso del cuerpo cavernoso se relajan.

La respuesta de erección ante tal relajación ocurre porque las terminaciones nerviosas son capaces de liberar óxido nítrico, también las células endoteliales, estimulando así la síntesis de GMPc, que es lo que causa la relajación del músculo liso aumentando el flujo de sangre hacia el cuerpo cavernoso.

Así que el efecto del Cialis sobre el cuerpo es prácticamente de inhibidor, más que de estimulador. Pues para que el proceso anterior pueda darse es necesario que se inhiba la fosfodiesterasa-5, y esto lo hace posible el tadalafilo que es el Cialis.

Todo esto es importante saberlo, ya que de esa forma se puede consumir con más consciencia el tratamiento y saber lo importante que es seguir las instrucciones del médico para su consumo, a fin de no poner en riesgo la vida o la salud, convirtiéndose un tratamiento destinado al placer sexual en el causante de complicaciones y efectos negativos sobre la salud.

En cuanto a los efectos secundarios que podrían presentarse por ejemplo durante la iniciación en el tratamiento, es importante también tomarlos en cuenta, ya que dependiendo de las condiciones de la salud, estos efectos podrían afectar la vista, ocasionar dolores de cabeza, musculares, entre otros. Mantén siempre comunicación con tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *