Causas psicológicas de la disfunción eréctil

Clasificación general

La disfunción eréctil ha causado polémica durante muchos años, hay un grupo de hombres que aseguran que  tienen problemas en sus órganos sexuales cuando en realidad la impotencia es  psicológica.

Muchas veces los hombres en su empeño de ser los sementales más cotizados comienzan a sufrir de ciertos cambios que pueden evidenciarse en su rendimiento sexual no por esto se tiene que decir que son impotentes.

En ocasiones los problemas familiares, el stress, la pérdida de un familiar, un divorcio e incluso una pelea de pareja pueden llevar a que las erecciones no sean del todo efectivas. Si en el momento del sexo no se tiene la concentración requerida es posible que no se logre satisfacer a la pareja e incluso masturbarse.

Para profundizar más el tema le mostraremos las posibles causas psicológicas de la disfunción eréctil en hombres sanos.

1. El miedo

Sin duda el miedo es una razón para no poder lograr una erección, es importante resaltar que hay distintos tipos de miedos, no solo el miedo a no rendir en la cama está presente en el momento del coito, también se ha comprobado que los hombre le tienen miedo a enamorarse, a formar una familia, a un embarazo no deseado e incluso a que no se tenga una erección cuando se está con una mujer muy hermosa. Hay que entender que toda esa tensión acumulada no deja que se logre la concentración necesaria para poder hacer el amor.

¿Cómo se resuelve? Muy fácil, comiencen a sacar de la cama todas esas preocupaciones, puede empezar con terapias que eleven su autoestima y que le reduzcan el stress para que no piense en las posibles complicaciones.

2. Problemas económicos

En muchas ocasiones las deudas causan niveles de tensión tan elevados que no dejan de rodearnos y afectan el apetito, el sueño, la capacidad de comunicarnos e inclusive ataca a el deseo sexual.

Aunque es inevitable y no se puede controlar este tipo de stress se recomienda tomar el sexo como un medio de relajación, para ello debe estar dispuesto a olvidar por un instante esta situación.

Si en caso de que el problema lo agobie hasta el extremo que sufra de disfunción eréctil tiene dos alternativas o esperar que se solvente la situación para tener sexo efectivo o acudir con un especialista que le recomiende alguna terapia para su problema.

Considere que la primera opción podría durar un largo tiempo y recuerde que llevar una vida sexual activa bien merece la pena no solo por los orgasmos sino es beneficiosa para la salud.

3. La edad

Aunque suene un poco cruel la edad es un impedimento para los hombres ya que a medida que van avanzando los años el pene no responde de la misma manera que cuando se está en la etapa adulta.

Esto se debe a que el organismo no trabaja de igual forma, existe la posibilidad de que se tenga el deseo sexual pero el pene no responda, esto se debe a que el cuerpo no tiene la misma capacidad de respuesta.

En otros casos las enfermedades propias de la vejez impiden que se dé una erección o  exista eyaculación precoz, claro está no con la misma presión de un hombre joven.

Hay hombres que han llegado a los 60 años y aun funcionan en la cama, esto se debe a que el estilo de vida que han llevado les ha otorgado este beneficio, estudios han demostrado que los hombres mayores que culminan el coito e incluso llegan a preñar a una mujer es consecuencia de una alimentación balanceada, ejercicios diarios, cero alcohol ni drogas, cero tabaquismo y una vida tranquila sin stress.

Aunque suene aburrido si muchos hombres tuviesen esa disposición de seguro no existirían tantos hombres con disfunción eréctil, cifras que se están incrementando actualmente por estos factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *